Blog

Sentimientos que sufren las mujeres embarazadas

Sentimiento de angustia, estrés, ansiedad y sentirse infantilizada e incomprendida son algunos de los sentimientos de algunas mujeres cuando están embarazadas o cuando acaban de dar a luz.

Las psicólogas españolas, Natalia Valverde y Sabina del Río, especialistas en temas perinatales se refirieron a este tema con motivo de la publicación de su libro ‘Embarazo y crianza. Ante todo mucha calma’.

Se trata de unos aspectos a los que no se presta la atención que se merecen durante la maternidad y que son “esenciales” para la mujer, ya que necesitan huir de ellos para vivir sin ansiedad y sin preocupaciones el deseo de tener un bebé. Y es que, si bien es “normal” que antes o después de dar a luz aparezcan miedos, es también importante que sepan afrontarlos y solventarlos de la mejor manera posible.

“Las mujeres muchas veces se sienten infantilizadas, no comprendidas y esto es un problema porque es un momento en el que están más frágiles ya que no cuentan con los mismos recursos psicológicos para defenderse que en otras etapas de la vida”, ha señalado Valverde.

En este sentido, Del Río ha avisado de que cuando se quedan embarazadas, y a pesar de haberlo buscado, muchas mujeres sienten angustia por no saber si van a poder hacerse cargo del bebé, por si nunca más van a volver a recuperar su feminidad o, incluso, por si pueden perder a su pareja ante la nueva situación.

El puerperio

Unos síntomas que también suelen ocurrir durante el puerperio, es decir, durante las seis u ocho semanas después del parto. “Puede ser un momento de descoloque a nivel familiar puesto que las mujeres muchas veces piensan que su pareja no las ayuda lo suficiente o que no las comprende”, ha apostillado la experta, para recordar que, también, es necesario atender a lo que sienten los padres.

Todos estos aspectos se abordan a lo largo del libro, así como los problemas psicológicos producidos durante las terapias de reproducción asistida. De hecho, las expertas han recordado que “no es lo mismo” tener un hijo a través de estas técnicas que de forma natural, por lo que han subrayado la importancia de intentar que el aspecto emocional y psicológico de la gestación “no se quede en el laboratorio”.

Asimismo, en el trabajo también se aborda el duelo perinatal, es decir, los sentimientos que experimentan las mujeres cuando pierden a su hijo y la soledad a la que les hace enfrentarse la sociedad. “No hay lugar en la sociedad para hablar de esto. Cuando las mujeres con este problema vienen a nuestra consulta nos dicen que se sienten muy solas y ese silencio que reciben es lo que más duele. Por eso, siempre pedimos a la gente que las ayude y que si no saben qué decirlas que manden, aunque sea, un emoticono con un beso”, ha zanjado Del Río.

Depresión tras un aborto

Tras la realización de un aborto voluntario, la literatura médica habla de «síndrome postaborto», que se define como un cuadro patológico que comprende síntomas fisiológicos, psicológicos y espirituales.

Aunque afecta principalmente a las mujeres que han abortado, también se ha descrito que afecta en menor medida a las demás personas que intervienen en el proceso.

Sus síntomas están en relación directa con las razones por las cuales se aborta, el tiempo de gestación, la relación entre los progenitores, los pasos que se han dado para tomar la decisión y las influencias que se hayan tenido a lo largo del período que ha precedido a la toma de la decisión.

Lo importante en estos casos, es vivir el proceso de duelo, en el que habrá cierto malestar anímico que podría derivar en un cuadro depresivo.

Cuando la tristeza persiste más allá de los doce meses, puede que la persona sufra un cuadro depresivo grave y, entonces, sí que se hace necesario una intervención especializada.